Lavanderas de Río Chico

Desde lejos se las ve,
sentadas en la arena
lavando ropa en el río.
Pueblo duro en ademán,
con la carga en la cabeza
vienen cantando y se van.

Bajo el puente hay un rumor,
y un humo de poleo
perfuma el aire y el cielo.
La pava bulle feliz
y a la espera de los mates
interrumpen su trajín.


Lavandera,
quiero cantarte con mi guitarra,
entregar mi voz
a tu limpio corazón.
Déjame llevar tu ropa
del Río Chico hasta la zamba
donde vivimos los dos.

De las Nieves a Cuyaya
la fila de mujeres
que van al río se agranda.
Los changos al griterío
mientras los perros torean
van cruzando el rancherío

Cuando cierra la oración,
con sus guaguas dormidas
entre los brazos, regresan.
La tarde lenta se va
por los senderos jujeños
rumbo hacia la oscuridad.

Gustavo “Cuchi” Leguizamón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s