Cal viva

Construcción del muro de Berlín, circa 1961

“…Cada vez que salía a la escuela por las mañanas podía ver que la nueva ala de la casa iba tomando forma. Lo fascinaba cómo las montañas de materiales se iban convirtiendo en paredes, pisos y techos, y esperaba con ansias los días que llegaba un nuevo cargamento de arena para saltar y rodar por la pendiente hasta llegar al piso. Cada vez que los obreros finalizaban la jornada, se metía al que sería su nuevo cuarto sin que nadie se diera cuenta. Recostado en el piso, trataba de imaginarse cómo serían las vistas que tendría del cielo una vez que pusieran la cama y se elevara 50 centímetros respecto a la posición en la que se encontraba. Volvía al sector habitable de la casa con algunos manchones blancos en la ropa y el pelo ligeramente resplandeciente, señales delatoras que los padres no parecían notar, o, lo más seguro, elegían ignorar. …”

Juan Décima

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s